[Imagen del logotipo de la organización]

 

Noticia 19/09/07

 

Principal
Presentación y Servicios
Equipo Humano
Novedades

Noticia 02/01/07 Noticia 03/01/07 Noticia 15/02/07 Noticia 28/02/07 Noticia 05/03/07 Noticia 02/04/07 Noticia 03/04/07 Noticia 04/04/07 Noticia 23/04/07 Noticia 24/04/07 Noticia 11/05/07 Noticia 14/05/07 Noticia 11/06/07 Noticia 12/06/07 Noticia 13/06/07 Noticia 14/06/07 Noticia 15/06/07 Noticia 28/06/07 Noticia 04/07/07 Noticia 19/09/07 Noticia 08/10/07 Noticia 29/02/08

El Gobierno dará a los jóvenes con trabajo 210 euros al mes para el alquiler

 

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y la ministra de Vivienda, Carme Chacón, anunciaron ayer deducciones fiscales del 10,05% para las familias arrendatarias que perciban menos de 28.000 euros brutos al año y ayudas directas de 210 euros al mes para aquellos jóvenes trabajadores que ganen menos de 22.000.


El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y la ministra de Vivienda, Carme Chacón, presentaron ayer un paquete de medidas destinadas a fomentar el alquiler, que en España sólo representa un 11% del parque de viviendas, frente a un 40% de media en Europa. Las medidas propuestas entrarán en vigor el próximo 1 de enero del 2008.


De una parte se introduce una deducción fiscal del 10,05% sobre el tramo estatal del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF), de hasta una base máxima desgravable de 9.015 euros para las personas que arrienden una vivienda o vivan ya en régimen de alquiler, siempre y cuando su salario bruto anual sea inferior a 28.000 euros (unos 24.000 euros netos), con independencia de la edad. Esta desgravación supone en la práctica la recuperación parcial de una medida que ya existía, pero que fue suprimida en el marco de la reforma fiscal aplicada por el Partido Popular en 1998. De ella se beneficiarán unas 700.000 familias.


La segunda propuesta va encaminada a que los jóvenes puedan emanciparse del hogar paterno y consistirá en subvencionar con un cheque de 210 euros mensuales a aquellos con una edad comprendida entre los 22 y los 30 años que trabajen de forma regular y cuyos ingresos brutos máximos al año sean de 22.000 euros. Esta ayuda va acompañada de un préstamo de 600 euros para pagar la fianza y de un aval del Estado con una vigencia de seis meses. La duración de esta subvención será de cuatro años, lo que permitirá obtener hasta 10.080 euros.


En el caso de los jóvenes extranjeros no comunitarios tendrán que acreditar cuatro años de residencia legal en territorio español. Asimismo, no se admitirán contratos de alquiler entre familiares próximos. Otro supuesto es el de los jóvenes trabajadores que inician su vida laboral compartiendo vivienda entre ellos dado su elevado precio. En estos casos, si el contrato está a nombre de varios de ellos se prorrateará la prestación.


Según datos del Ministerio de Vivienda, las subvenciones beneficiarán hasta un total de 361.000 jóvenes empleados. Está previsto que las dos medidas entren en vigor el 1 de enero del 2008 y se tramiten mediante un proyecto de ley en uno de los próximos consejos de ministros. Ambas medidas son compatibles e incluso podrán sumarse a las autonómicas. En Cataluña, por ejemplo, existe una deducción del 10% para contribuyentes jóvenes, discapacitados, parados o viudos, con un límite de 300 euros.


El golpe de efecto de la deducción fiscal supondrá dejar de ingresar 348 millones para las arcas del Estado; mientras que las ayudas directas a los jóvenes le costarán 436,5 millones al Ministerio de Vivienda.


La titular de Vivienda, Carme Chacón, insistió en que lleva trabajando "setenta días y casi setenta noches" desde que accedió al ministerio con todos los agentes implicados (promotores, sindicatos, ayuntamientos, jóvenes), así como con el Ministerio de Economía y Hacienda para poner en marcha estas medidas. Chacón recalcó que el ministro de Economía, Pedro Solbes, está de acuerdo con ellas, incluso con la deducción fiscal, "ya que va dirigida a un segmento concreto de la población", es decir, el que goza de menores ingresos.


Según las cifras que maneja el Gobierno, la desgravación puede suponer un ahorro mensual al inquilino de entre 45,2 y 60,3 euros, en función de sus ingresos. Esta cantidad en caso de ser joven y sumar la ayuda directa podría suponer un ahorro para su bolsillo de entre 255,2 y 270,3 euros al mes.

 

Enviar correo electrónico a toniperez@aiglasierra.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2004 Assessoria i Gestió Lasierra S.L.
Última modificación: 19 de septiembre de 2007